Centroamérica Unida en homenaje a su independencia

El pasado sábado 22 de septiembre, la ELAM se vistió de colores, sonidos, sabores y el profundo sentimiento patriótico de los jóvenes centroamericanos estudiantes de Medicina Integral Comunitaria para celebrar el 191 aniversario de la independencia de esta región americana. Con el entusiasmo de los jóvenes de El Salvador, Honduras y Nicaragua, quienes han estado compartiendo sus labores de formación con los preparativos de este evento, el cual se suma a las actividades contempladas durante el mes aniversario, fueron revolucionados los espacios de la Escuela, expresando su autonomía, capacidad organizativa, además de la integración que se ha fortalecido desde el plan de formación integral.

Las actividades iniciaron a media tarde con la ofrenda floral al Padre de la Patria en la Plaza Bolívar de la Escuela, con la presencia del Excelentísimo Señor Embajador de la República de El Salvador, Dr. Román Mayorga, junto al Ministro Consejero y la Directora General, Dra. Sandra Moreno, quienes acompañaron a los jóvenes en todas las actividades previstas.

Al ritmo de la banda de paz, cinco abanderados con los pabellones de Venezuela, Cuba, El Salvador, Nicaragua y Honduras, encabezaron el desfile que recorrió la Escuela hasta la cancha techada, lugar donde se desarrolló el acto central, engalanado con las banderas de todas las naciones que forman parte de este programa de formación de médicos, además de exhibiciones referidas a las naciones centroamericanas declaradas libres e independientes el 15 de septiembre de 1821.

Luego de la interpretación de los himnos de cada república, a cargo de Charius Lazar, becario de Haití destacado por su dedicación al aprendizaje de las composiciones musicales patrióticas de los países representados en la ELAM, se dio inicio con la intervención de Luis Alberto Flores, becario de El Salvador, quien estuvo a cargo de la reseña sobre el acontecimiento, destacando la profundidad y amplia perspectiva bajo la cual abordó su intervención, destacando la convocatoria a los jóvenes estudiantes para pensar el sentido que ha tenido la lucha de nuestros pueblos y las dimensiones desde las cuales entender los procesos, desarrollando la dimensión política, la ideológica, la económica, destacando los juegos de intereses y las luchas de poder, dejando claro cómo ha sido crucial en cada tiempo de revolución la batalla de las ideas y la necesidad de interrogarse si aun no faltan yugos de los cuales liberarse.

Así mismo intervinieron la Directora y el Embajador, Dr. Román Mayorga, quienes destacaron las palabras del joven Flores, profundizando en los elementos medulares que deben guiar el sentido y sostén del amor por la patria, así como el reconocimiento del tiempo de excepción al que asistimos como protagonistas de una historia que, con la profundización de la Revolución Bolivariana este próximo 7 de Octubre, se fortalece y anuncia la posibilidad de continuar el tránsito hacia la definitiva dignidad y justicia de nuestros pueblos.

Las presentadoras, becarias de Nicaragua y El Salvador, con expresiones alusivas al compromiso y amor patrio, abrieron paso a la alegría y tradiciones de Centroamérica, disfrutando los presentes de los bailes La Salvadoreña, El sombrero Azul de Alí Primera, Adentro Cojutepeque, El Torito Pinto, Mix Salvadoreño, conformado por piezas populares de esa región y Patria Querida, la cual destaca como la canción de la Diáspora Salvadoreña; todos estos temas interpretados por los jóvenes becarios de El Salvador,  ante la visible emoción del Embajador quien tarareaba o cantaba desde su asiento.

También Honduras participó con La Felipita, pieza cargada de picardía que arrancó risas de todos los presentes. Nicaragua sorprendió con nuevas piezas como Somos Hijos del Maíz, Se Rompieron los Fuegos y El Solar de Monimbó, además de las ya conocidas y populares en diversas presentaciones dentro y fuera de la Escuela, como Nicaragua, Nicaragüita, canción que expresa el amor patrio, El Viejo y la Vieja, interpretados por dos varones enmascarados y disfrazados, es una tradición que satiriza la longevidad causando este par de vejetes mucha gracia al danzar, cerrando con La Punta y el Palo de Mayo, ritmos afrodescendientes que generan entusiasmo y efervescencia del público, cerrando con el Mix Centroamericano,  a cargo de un grupo de baile conformado por entusiastas jóvenes de los tres países, quienes desplegaron una coreografía colorida, alegre, destacando el vestuario, que como en todos los casos, fue confeccionado por los propios estudiantes.

Con toda esa alegría que bullía entre todos los asistentes se abrió paso a los sabores, compartiendo una cena con todos los asistentes elaborada por los becarios salvadoreños, con la popular Pupusa que ocupa puesto de honor en la gastronomía de El Salvador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s